10 cosas que debes saber sobre los planes de cierre o amaestramientos

10 cosas que debes saber sobre los planes de cierre o amaestramientos

El amaestramiento o plan de cierre, es el método por el cual con una sola llave puedes abrir diferentes accesos; lo cual implica que ya no necesitarías llevar diversas llaves, en el mejor de los casos con diversos colores, pero en cualquier caso, de forma poco práctica.

Con el amaestramiento esto te permitirá abrir diferentes accesos y denegar los que consideres oportunos, es una forma sencilla, económica y segura de unificar todas las llaves en una sola.
Es ideal para el acceso a Comunidades de vecinos, oficinas, escuelas, fábricas o negocios, de modo que el usuario pueda entrar utilizando una misma llave a todos los accesos que le son permitidos.

Porqué el amaestramiento es tan útil y seguro

1.- La primera duda que puede surgirnos es si esto resulta seguro, es decir, hay lugares donde verás que se refieren a las llaves que han sido amaestradas, como llaves maestras con la connotación de que lo abrirá todo, lo que puede dar lugar no solo a temores infundados sino a equívocos.

2.- El amaestramiento ideal es el que nos aporta seguridad y ahorro, ya que se coordinan las llaves con las cerraduras a autorizar o amaestrar para garantir que el sistema no sea vulnerado, y para ello se utiliza un bombín de alta calidad.

3.- Además de ello, la llave y el protocolo interno que tenga la empresa que gestiona el amaestramiento son esenciales, y con ello además de seguridad tendrás un importante ahorro, ya que al hacer el plan de cierre al inicio nos ahorramos la inversión inicial en cerraduras.

4.- También se ahorra en la reposición de dichas cerraduras, en las de llaves, y cuando se daña el cilindro solo se cambiará la parte interna, ahorrándonos de hacer copias de llaves para todos los usuarios autorizados.

5.- En Bucofigrup damos una especial relevancia a la fabricación de los cilindros y al tallado de las llaves, puesto que es la fase de producción en fábrica de los cilindros y el tallado de las llaves lo que garantizará la calidad y seguridad del amaestramiento.

6.- En la fase de instalación de los cilindros en el edificio por parte de nuestros técnicos se siguen protocolos de máxima seguridad, y a su vez se hace entrega de una copia del plan y de todas las llaves que hayan sido solicitadas por el cliente.

7.- Cada amaestramiento es único y diseñado específicamente a medida para el cliente, y esto nos garantiza que no haya ningún riesgo y que cumpla a la perfección con su finalidad.

Aunque  podríamos clasificar los distintos tipos según la complejidad y cantidad de niveles que tienen, siempre garantizamos el absoluto control de las llaves ya que la duplicación está restringida y protegida por un código, evitando copias fraudulentas.

En nuestro celo por proteger algo tan esencial como la seguridad, y dado que cada amaestramiento es único, lo primero que haremos será analizar el caso concreto y darte la solución más adecuada.

8.- Una vez conocemos al cliente y sus necesidades es cuando somos capaces de planificar la seguridad de sus accesos, mediante nuestra actividad profesional. Por eso inicialmente  recopilamos toda la información sobre el edificio y analizamos a todos los usuarios y sus movimientos.

En esta parte hacemos un análisis cuidadoso de las necesidades de apertura de puertas de cada usuario y se generan grupos que comparten accesos comunes, previendo futuras necesidades mediante  zonas de reserva.

9.- Cuando se realiza un amaestramiento, ya sea de candados o cilindros para puertas (o de ambos combinados) es imprescindible generar un documento, llamado plan de cierre, en el que se fijan qué llaves abrirán determinados accesos y cuáles no.

De esta forma se estratifican los niveles de acceso de las llaves, sirve como guía a la hora de fabricar las llaves y determinar la configuración interna de los cilindros y/o candados, y crea un registro del historial del amaestramiento, por lo que es imprescindible para futuras ampliaciones.

Ningún usuario debería necesitar más de una llave para sus accesos cotidianos. Si esto ocurriera, significa que el diseño está mal planteado. La estructura del amaestramiento debe reflejar el uso, y no la posición jerárquica.

Tampoco debería contemplar la antigüedad o confianza que el usuario ostenta dentro de la empresa ya que este trabajador puede perder la confianza, cambiar de trabajo, o sufrir del síndrome del “burnout” o estar quemado o desgastado.

10.- No obstante muchas compañías optan por llevar a cabo una planificación que incluya estas ventajas para diversos trabajadores o empleados relevantes, como un modo de fidelizar y jerarquizar a trabajadores valiosos o con un cargo importante. Ello dependerá de la política corporativa de la empresa que nos contrata.

Un plan bien diseñado de inicio le permitirá ampliaciones posteriores, y permitirá la posibilidad de actuar rápidamente ante determinadas incidencias, para lo cual es importante la calidad y mantenimiento para una buena amortización temporal de las instalaciones mediante nuestros profesionales.

Nuestros profesionales, por lo tanto, llevarán un control del amaestramiento a lo largo del tiempo lo que hará que se mantenga seguro y fiable, diseñando también un correcto protocolo de seguridad en la cadena de suministros, que garantiza la fiabilidad del amaestramiento y no depender de confianzas personales que pueden variar rápidamente.

Asimismo, se establece con el cliente un plan de custodia de llaves correcto que garantice la seguridad y longevidad del sistema, que contenga quien custodia y dónde se custodia; todos estos elementos hacen esencial el éxito del amaestramiento.

10 cosas que debes saber sobre los planes de cierre o amaestramientos
Scroll hacia arriba