Cajas fuertes decorativas: elegancia, discreción y diseño

Cajas fuertes decorativas: elegancia, discreción y diseño

La seguridad es hoy en día más importante que nunca. En casa, en la segunda residencia o en el negocio, contar con cajas fuertes decorativas asegura protección a todos aquellos objetos y documentos valiosos que siempre se tiene o se debe tener a mano. Pero, además, dan un toque de distinción gracias a sus cuidados diseños.

Esta doble finalidad ha hecho que las cajas fuertes decorativas cobren importancia y que se hayan convertido en una alternativa a las más tradicionales, muy especialmente en viviendas. Pero sus ventajas son muchas y muy interesantes.

Por qué elegir cajas fuertes decorativas

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las cajas fuertes decorativas ofrecen la enorme ventaja de que su instalación es muy sencilla. Realmente no se necesitan requisitos especiales para ello. Es posible colocarlas en cualquier lugar sin necesidad de realizar ningún tipo de obra ni de adaptación del espacio.

Por otra parte, las cajas fuertes decorativas están a la vista, por lo que sus diseños se cuidan especialmente. Siempre hay un modelo que combina sin mayores problemas con el estilo de la casa o el negocio. Las hay de líneas muy clásicas, pero también más modernas, revestidas en muchos casos de maderas nobles con acabados artesanales realmente bonitos.

Gracias a ello, las cajas fuertes decorativas no solo resultan muy estéticas, sino que se camuflan a la perfección con el mobiliario y la decoración de la estancia en la que se encuentran. De hecho, a ojos profanos pueden pasar sin ningún problema por un mueble auxiliar más. La discreción es otra de sus grandes cualidades.

En lo que no hay distinción con otras convencionales es en la seguridad que ofrecen las cajas fuertes decorativas: puertas de acero, apertura con cerradura de combinación electrónica o de llave de gorjas de doble pala, cuerpos de alta resistencia, etc. En algunos casos, además, están preparadas para la fijación al suelo y a la pared, garantizando así la máxima protección cuando sea necesario.

Tampoco hay diferencias en la variedad de tamaños y capacidades. Gracias a ello, es posible elegir cajas fuertes decorativas para casi cada necesidad. Las hay que pueden pasar por una pequeña cómoda, pero también se pueden encontrar otras que tienen la apariencia de un armario con puerta algo más voluminoso.

Por todas estas razones, las cajas fuertes decorativas son una buena alternativa en todas aquellas ocasiones en las que por cualquier motivo no sea factible la instalación de cajas convencionales camufladas, ya sean de pared o de suelo. No es necesario renunciar a esa protección extra que ofrecen por un obstáculo tan sencillo de esquivar como es la imposibilidad de realizar obras o de contar con un espacio adecuado para ocultarlas.

Dónde colocar una caja fuerte decorativa

Aunque por sus cuidados diseños y su elegancia las cajas fuertes decorativas resulten muy estéticas, siempre conviene elegir bien el lugar en el que se instalen. El objetivo final es que pasen siempre lo más desapercibidas posible, aunque inevitablemente queden a la vista.

Pero hay muchas posibilidades. Las cajas fuertes decorativas de tamaño más reducido pueden disimularse como si fueran una mesa auxiliar más en el salón o en el de despacho. Cuando su tamaño es algo mayor pueden ocultarse bajo la apariencia de consolas en un lugar discreto.

Sean cuales sean las elegidas, las cajas fuertes decorativas ofrecen la combinación perfecta de seguridad y estética. Pero siempre se deben adquirir en establecimientos especializados que garanticen que están homologadas. Si estás pensando en poner una de estas cajas en tu casa o tu negocio, en Bucofigrup encontrarás la que necesitas y estás buscando. No esperes más para proteger tus objetos y documentos de valor.

Cajas fuertes decorativas: elegancia, discreción y diseño
Scroll hacia arriba